sábado, 2 de julio de 2011

La importancia de la autonomía personal

La autonomía personal es un tema clave en todas las edades, pero especialmente en de los 3 a los 5 años.
Los niños presentan diferentes niveles de autonomía personal  dependiendo del trabajo que se realice en casa; los que son capaces de ponerse y quitarse las prendas de vestir, los que van al baño solos, se lavan las manos, usan la cuchara, el tenedor, recogern los juguetes… en definitiva los que dependen menos del adulto. Los padres deben valorar si sus hijos realizan solos y sin ayuda estas diferentes conductas.
–Nuestro hijo no sabe ponerse los pantalones, pero eso no tiene importancia ¿no?      –comentan muchos.
Los niños no desarrollan la suficiente autonomía no por incapacidad, sino por falta de tiempo de los padres. Prefieren vestirlos por la mañana para ir más rápido, darles de comer para tardar menos…
–Mi hijo sabe hacerlo, pero se lo hacemos nosotros porque si no, no nos daría tiempo –suele ser la excusa habitual.
El desarrollo de la autonomía personal en niños es un aspecto importante de su desarrollo. Un niño que es autónomo para el vestir autocuidado, alimentación  y organizar sus pertenencias… también lo es para el aprendizaje, para la relación con otros niños y en general, para resolver problemas cotidianos. Por el contrario, un niño dependiente en los hábitos diarios de autonomía, suele ser dependiente para el aprendizaje, para la relación con otros niños y en general, es dependiente para resolver problemas.
Es como si la autonomía personal “tirara” del aprendizaje.
La edad de los 2 a los 5 años es ideal para desarrollar la autonomía personal de los niños, y es, porque contamos con su motivación: a esa edad el niño quiere hacerlo por sí mismo: –dejadme a mí solito –suelen pedir los niños. Si se lo hacen los padres, se apaga su interés y se hacen y vuelven más cómodos.Las vacaciones son un período que los padres pueden aprovechar para desarrollar la autonomía personal de sus hijos. Enseñarles a vestirse y desnudarse solos (ahora se usa menos ropa), a comer, a asearse, a ordenar sus pertenencias… Con los más mayores, a partir de los seis años, también se les puede enseñar en esta época a ordenar su habitación, hacer su cama, etc.
En los niños pequeños cuentan con una ventaja y es que ellos quieren hacerlo; dentro de unos años se volverán más cómodos y será más difícil exigírselo. Y por último, contamos con otra ventaja, si les enseñamos estos hábitos en el verano, durante el curso, se habrá ganado tiempo.
Por tanto, animamos a que estimulen la autonomía personal de sus hijos porque con ello estarán fomentando su responsabilidad.
Si quieren saber más sobre autonomia personal de los niños y fomentar su responsabilidad y si lo están enfocando adecuadamente, disponen del libro de la Editorial Gesfomedia,
Cómo fomentar la responsabilidad
Publicado en : http://www.educapeques.com/blog/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

HOLA A TODOS BIENVENIDOS A ESTE BLOG